ENTREVISTA MONTAJE A EDITORAL MAITRI

 

Revista Montaje junto con librería Aldebarán tienen el agrado de presentar la entrevista a la editora Teresa Gottlieb, de Editorial Maitri. 

 

Miguel: ¿Cuántos años tiene esta editorial?

Teresa: Está editorial nació en 2001. Desde entonces comenzamos a trabajar de a poco y luego sistemáticamente. 

M: Cuéntanos de eso. Algunas palabras iniciales

T: La editorial nació el 2001. Se define como una editorial especialista en textos de orientación espiritual. El asunto es que inmediatamente me pregunta si esto tiene que ver con el New Age y el desarrollo personal y de alguna manera estoy explicando que no es eso. Es más difícil explicar que es; por ejemplo, publicamos un libro que es un manual sobre el yoga, pero no es sobre ejercicios de yoga, sino sobre la filosofía, la historia. También tenemos una colección de cuentos tradicionales muy antiguos de todo el mundo entorno a un tema, pero siempre con orientación espiritual. Otro de los libros que tenemos que es como nuestro best seller es una fábula ecológica: El hombre que plantaba árboles; y así tenemos variedades de temas, pero siempre con idea de lo espiritual. 

M: recordaba que también son promotores de reflexiones trascendentales no solo de la cultura occidental. Este libro del yoga nos lleva a grandes desarrollos del oriente. Recuerdo que en uno de los libros de Maitri sobre el budismo Zen hace una crítica del consumo y se deja de lado el tema de la iluminación.

T: La palabra iluminación, soy traductora, es una que nos queda demasiado grande. El buda se iluminó, algunos lamas lo hicieron, pero al resto, no nos pasemos películas, no está al alcance en un 99.9% de posibilidades como occidentales. 

M: Bajando un poquito, sería un despertar espiritual, poniéndolo a la altura de un occidental que no sea un monje o conozca del tema.

T: Yo prefiero hablar de tomar conciencia espiritual o estar consciente de lo espiritual. Yo creo que de alguna manera está en el ADN de los mejores seres humanos. Estoy hablando de gente de la prehistoria, del neolítico que construyó verdaderas catedrales como la cueva de Altamira; se ve una devoción, unas ganas de entender la naturaleza, de formar parte de un todo. Prefiero aterrizar las ideas y hablar de conexión, de toma de conciencia de ese tipo de cosas. Por ejemplo aquí tengo un libro que se llama budismo solidario y es de un profesor contemporáneo en el que va pasando revista a muchas actividades que hacen grupos budistas en distintas partes del mundo, por decirlo de alguna forma, que sea salían del cojín, que se salían de esa imagen de meditar con las piernas cruzadas, si no que hacen actividades para la protección del medio ambiente, de fomento de la no violencia, ayuda a enfermos y un montón de cosas. Por eso antes de ir tan arriba como la iluminación hay cosas que están mucho más cercanas a nosotros como las formas que nos relacionamos con los demás, o con nosotros mismos.

M: con la naturaleza y también la tecnología. 

T: En la historia humana la tecnología es una recién llegada. Podríamos estar hablando de la rueda también, por ejemplo.

M: ¿Cómo lo han hecho estos meses?

T: Es que se congelo, cerraron las librerías, las imprentas, etc. Entonces, se dio el curioso fenómeno, que estaba autorizado el despacho de las botillerías, pero no las librerías. Yo como editorial independiente Maitri formo parte de la asociación de editores independientes universitarios y autónomos de Chile. Después del primer remezón, fue, que la asociación buscó formas de ayudar de reconstruirlos, de las primeras cosas que organizaron fue una feria virtual hablando de tecnología, eso fue en junio, recién se celebró la primera la feria se vendió en la plataformas existentes o desde las páginas, en agosto hubo otra que se llamó lluvia de libros que fue más masiva, y entonces consistió en conversaciones, entrevistas, cuentacuentos, lanzamientos de libros y duro diez días y tuvo mucho éxito. Esas han sido las respuestas que ha dado el sector desde la tecnología. Maitri lo último publico fueron dos libros primero en digital porque las imprentas estaban cerradas.

M: En este ecosistema del libro que decías antes, existe en la mente de muchos editores un momento adaptación, que buscan con la organización, como las editoriales y librerías, no editoriales grandes, ¿imagino que tú estás en una de las medianas?

T: Chica de las chicas, son 80 editoriales, no estamos hablando de grandes grupos editoriales, sino de las que publican 40 libros al año o 2 como Maitri

M: En estos dos últimos libros está el texto sobre la investigación del Mindfulness?

T: Está, en estricto rigor, se trata del Mindfulness de lo qué es y lo que no. Fue una investigación que duró un año y medio, o sea un año y medio después que hice la investigación. Se traduce como atención plena o plena presencia o plena conciencia. Yo en este libro pase meses haciendo investigación: leyendo libros, entrevistas, artículos varios de carácter científicos y hay mucho de lo que no es, blog donde lo ofrecen como el parche curita del parche curita, como la solución a todos los problemas, entonces por eso quise hacer la distinción, esta técnica tiene muchos aspectos positivos, pero también ha sido como fagocitada por los medios, por los blog, los diarios, las revistas en que dicen desde que es la solución perfecta a todos tus problemas, a que te va causar una disociación de la personalidad y cosas espantosas.

M: Pero se ha dado en el sentido utilitarista; se ha ocupado en función del mercado y se distorsionado su mensaje original, en ese marco tu texto busca orientar. ¿Cómo ves esa utilización ya sea como yoga o planteamientos neurológicos, ahora se está discutiendo una ley sobre derechos neurológicos?

T: Todo se termina mercantilizando en esta sociedad. Por un lado está la mercantilización y por otro todo se convierte en productos. Mindfulness se convierte en uno, y no lo digo por las camisetas con la palabra o piedritas con la imagen. La mercantilización del mismo concepto. Vende tener una página que diga la última solución que nos ofrece Mindfulness, la última novedad. 

M: Claro no es un pildorita mágica, pero también tiene posiciones de ayuda, permite autoevaluarse, creo que es muy utilizado en adicciones y si está bien dirigido puede ayudar a reconocer los factores más importantes es una gran ayuda.

T: Esta técnica la comenzó a aplicar un especialista en biología molecular y John Kappas Zinn: ‹‹Que se le considera el creador del método›› basado en una técnica de meditación budista y que los médicos empezaron a mandarle pacientes con dolor crónico, pero no nunca como un tratamiento alternativo a las terapias, sino como un complemento, fue demostrando que era muy valioso. No es que los pacientes se olvidaran del dolor, que con el ejercicio de la meditación iban reconociendo otras áreas de su vida fuera del dolor. Y se ha ido ampliando.

M: ¿El libro cómo lo podemos conseguir?

T: Se lanzó en formato digital. Hubo como unos dos meses de diferencia entre la digital y la impresión por la cuarentena. Fue un lanzamiento muy íntimo con amigos he ido publicando capsulas en las redes y ya lo estoy distribuyendo en librerías de Santiago. 

M: En Aldebarán tenemos el texto Memorias de una epidemia.

T: Son una serie de relatos cortos publicados en marzo en Facebook e Instagram Han tenido harto éxito. Alguien me dijo cuándo va a salir como libro y ahora acaba de salir hace un par de semanas en papel. Hay gente que le sigue gustando el papel. En agosto, una librería se les lleno de gente, el día del niño, etc., tuvieron muy buenas ventas.

M: Es muy intenso lo que ha pasado, de analizar el presente de manera muy obligatoria. A reorganizar todo desde marzo; este llamado al presente como tú que estas tan conectada además de tu labor con la editorial y lo compasiva que eres a la hora que escribes, a lo que más me remito son los textos. En la furia del libro tuvimos tremendo éxito en este tipo de literatura, con este tipo de reflexiones, en especial este libro Memorias del pasado, a escritores o personas con interés en escribir con este tipo de planteamientos. ¿Cómo buscan a los escritores?

T: Un trabajo de búsqueda que pasa por mis lecturas e intereses y una mezcla de suerte o casualidades; por ejemplo, haciendo la investigación sobre el de Mindfulness, para no mirar el computador y seguir buscando encontré un libro donde habla algo específico y me gusto lo que decía lo autora y comencé a seguir, la estoy traduciendo, además, que será la próxima publicación.

M: Y también te has sentido estimulada por los comentarios de Facebook, que las redes sociales han servido de plataforma de expresión narrativa. Fue una reacción inmediata.

T: Memorias de una epidemia ha sido, curiosamente, escribir y publicar y apareció mucha gente a comentarlo, en ese sentido he tenido que dar una especie de salto evolutivo, porque de repente, yo trabajaba con papel y este año he tenido que aprender otras cosas. 

M: El desafío de las ventas digitales, las promociones. 

T: A este nuevo tipo de conversación. Una nueva posibilidad que se nos abre. Yo estaba muy triste, porque tenía pensando presentar el libro de Mindfulness en la primavera del libro. Y me di cuenta que no iba a poder ser. Hay que buscar otras formas.

M: Un golpe duro para el mundo editorial, pero es un desafío de adaptación de la ecología del libro. Pero editorial Maitri todavía tiene un espacio para que desarrolle su género literario en sí mismo, creo que de alguna forma la sociedad chilena como otras occidentales, tenemos una modernidad distinta, donde justamente no somos tan ligado a lo que se construyó en Europa, creo que hay un vacío espiritual, un vacío en tolerar al otro que de alguna forma los textos más compasivos, empáticos que ayudan para asentarse en el presente siguen teniendo un presente. 

T: Tú has visto las charlas y libros de Gastón Soublette, como otros libros que no se pueden definir en un sentido estricto de libros espirituales, pero si los de Maza el astrónomo, cuando tú dices que nos falta, a todos nos falta, lamentablemente en el mundo, vemos que nos falta porque nos duele, muy de cerca. Hay dos fuerzas en el mundo muy evidentes, las que hacen más ruido, y los que ha habido siempre, los sabios de la tribu, por suerte.

M: Es quien se preocupa del todo.

T: O como nos preocupamos y nos tratamos unos de otros. Hay entra en parte, no lo único, en parte yo siento la importancia de la transmisión del mensaje. En el sentido que siempre ha estado latente en el trabajo de Maitri. Es muy importante trasmitir ese tipo de mensajes.

M: ¿Cómo los definirías? 

T: ¿Tú dices el mensaje del Mindfulness o de la editorial? El de la editorial: de reflexión, de búsqueda, no me gustan los libros recetario que si existen muchos, de mucho éxito. Definiendo desde la negativa, los libros de Maitri, no son recetarios, todo lo contrario, planteadores de preguntas, eso aparece en las colecciones de cuentos donde entrar un factor importante el humor, de las tradiciones milenarias, hay una cuota de enfrentarse a la vida con curiosidad, con respeto y también con humor.

M: ¿Son detonantes un poco de la inquietud intelectual?

T: Son efectos de la inquietud, porque una persona que tiene una verdadera inquietud no puede no tener un humor sano.

M: Habla un poco de la sensibilidad. Se tiene que ser sensible para hace reír.

T: O saber encontrar el humor. Creo que nos falta mucho el humor, que es tomar un poquito de distancia de las cosas. No es el humor grueso de reírse de las características física o de alguien que se cayó y se quebró la nariz, sino que es el que toma distancia de la realidad y tiene un lejano parentesco con lo espiritual, en el sentido, cuando digo tomar distancia, es no alejarse, es mirar hacia los lados. 

M: En panorámica, la vida tiene una vocación de comedia, pareciera que nos podemos reír de todo y en otras no, como que es difícil soltarse para poder sentir confianza y bromear, de construir un libro, por ejemplo, que su motor principal sea el humor. En el caso de Opiniones de un Payaso de Heinrich Böll, en el rol de un payaso, para reconstruir un sociedad alemana destruida por la guerra. Construir un poco el relato de la identidad. Comparto la opinión de una falta de humor. 

T: Volviendo a mi campo, a pesar que no he publicado ninguna colección de cuentos zen, siempre aparecen en otra. Como las de Nasrudín de medio oriente. Hay una cantidad enorme de cuentos zen que son humorísticos, y atreves de ese humor se supone que los grandes maestro del zen permitían crear ese panorámica, ese ver el mundo hacia los lados. Y con ese especie de espacio de los que al final hablan muchos libros que es el espacio necesario para no reaccionar a la primera, para no responder violencia con violencia.

M: Ese último punto, yo voy de alguna forma a exagerarlo, sin duda las condiciones para la violencia, para no el entendimiento se polarizado para no comprendernos.

T: Entre otras cosas porque no sabemos escuchar. Me parece importante todo lo que invite a escuchar. Que puede parecer una debilidad o es interpretado así muchas veces, pero nunca esta demás.

M: La lógica de las redes sociales, parece eso, es tan impersonal que si no te gusta algo se bloquea. Una escalada de la intolerancia que deja ver un futuro complicado.

T: Desde un comienzo quise, quizá sea una semilla chiquitita, pero pienso que nunca esta demás ir mostrando esas otras posibilidades que existen. Como dices con la Furia del libro, se llena, pero hay un público, que se interesa por este tipo de cosas, hay vamos sembrado un poquito.

M: ¿Crees que las generaciones más jóvenes, me incluyo en los millennials, que tienen interés en este tipo de literatura?

T: Yo creo que sí, espero que sí, que exista un movimiento de péndulo, como se mueven las sociedades de un extremo a otro y quizás en respuesta a esta sociedad, hay también un movimiento de búsqueda muy fuerte, que tiene menos prensa, porque no vende en los titulares, digamos, pero que está ahí. 

M: ¿En la construcción de una editorial con este tipo de género cómo se visualiza el trabajo de Maitri a futuro?

T: Lo único que pensé fue en planificar mental, fue crear la editorial, y desde entonces las cosas, los libros o yo voy saliendo al encuentro, más que proyectar me gustaría que siguiera existiendo esa mezcla de búsqueda, de casualidad, y de buena suerte. Que sigan apareciendo textos que puedan aportar.

M: Maitri se ha ido construyendo en el camino.

T: Sí, mi idea era algo muy general, la cree con dos amigas psicólogas, una de ellas murió y queríamos hacer una especie de combinación de cursos y publicación de textos y con el tiempo Maitri empezó a transitar independiente y nos separamos y todo se fue dando, y apareció un abogado que me ayudó a crear Maitri como sociedad limitada, no te digo que todo fluye, pero ha habido trabajo, paciencia, pero también le doy mucha importancia a esas líneas que se van cruzando, que de repente alguien te habla de un y te lleva a otra cosa.

M: Un poco de serendipia. Quiero aprovechar la entrevista para preguntarte sobre este contexto, el plebiscito, la pandemia y la nueva lógica que se va a venir. ¿Crees que es una época de cambio total por ejemplo con el medio ambiente con nuestros valores?

T: Es necesario ir evolucionando hacia otras formas de vivir. El Imperio Romano no ce cayó en un día, tuvieron que pasar muchas cosas, fueron siglos, pero nosotros no queremos esperar tanto. Querríamos que se diera pronto, los procesos sociales, culturales que son evolutivos. Lo que se puede hacer es ir tirando mensajitos como Greta Thunberg todos los viernes, ir haciendo huelga.

M: En este vacío espiritual, especialmente de los occidentales, buscamos un nuevo mártir, una figura que seguir, un mesías, un líder. 

T: Hay una gran necesidad de figuras, que guíen. Es un arma de doble filo, para mí. Siento que yo puedo considerar que el buda histórico fue un personaje de una enorme importancia. Que tales maestros, escritores, humanista, han sido enorme figuras. Yo veo esa búsqueda de ídolos como un arma, un peligro muy grande. Puede ver una asedio, una necesidad, ya me entrego dame las soluciones, ya sabemos dónde nos puede llevar eso. Si llega haber una búsqueda de mesianismo es de temer que de otra cosa.

M: Si uno lo piensa ninguna de las religiones más tradicionales está realizando su culto, si no que depende de nosotros estar cambiando conductas, no de forma autónoma, sino comunitaria. ¿O es un mentira retorica que volvimos a ser comunidad? ¿Una intención de dejar de lado el individualismo?

T: Es que veo eso y veo lo contrario. Veo las dos cosas. Menos mal que hay muchos que tienen esa intención, como siempre los ha habido, no nos engañemos no existe un solo paradigma hay fuerzas que van en distintas direcciones, paradigmas cruzados, sino el mundo estaría muy bien o muy mal.

M: Hay una especie de sincretismo. Pensar que existe alguna cultura original es muy difícil de pensarse, en parte porque somos profundamente ignorantes, y en esta búsqueda de conocimiento, nuevas relaciones, nuevas posibilidades casi morales de las personas sería la única esperanza que vemos. Esto del mesianismo es muy sui generis, es como que vemos marejadas de distintas direcciones y que no podemos interpretar o siempre ha sido interpretable.

T: En el momento, sí. Se interpreta a posteriori, tenemos pegada la historia en la nariz, no sabemos. Estoy empezando a estudiar una técnica china que se llama chi kung, a simple vista es como la gimnasia, es de desarrollo físico, pero detrás está todo el trasfondo de la cultura china. La profesora siempre nos recalca que hasta ahora, unos 50 años, los chinos median todo en miles de años, hay como otra sensación de la profundidad del tiempo, otra características más notable de nosotros que no estamos en el tiempo, no nos damos el tiempo de plantar una planta, son necesarios como contrapesos, el sembrar algo; los edificios tienen balcones, pero no plantas, me llama la atención, no hay verde, no hay tiempo para regar, apenas para pasear al perro y tironearlo para que termine rápido el paseo.

M: O el amor. En Maitri hay algún libro sobre el tiempo y el amor. 

T: No, pero es una buena idea. Como cuentos tradicionales sobre el amor.

M: Era un tema cliché en algunas épocas y que desapareció.

T: ¿Hablas del amor romántico?

M: No necesariamente, el amor al medio ambiente, por ejemplo. El hombre que planta un bosque. 

T: Una cosa es el amor romántico, que se encuentra mucho en la literatura, y siento que en el trasfondo de todos los libros hay otro tipo de amor, por la verdad, el conocimiento, por los demás. 

M: Mucha compasión y empatía que nos hacen falta en el día a día. 

M: ¿Qué pregunta le harías a nuestro siguiente invitado?

T: ¿Al editor(a) qué libros le gustaría ver publicado el próximo año?

 

 

Link entrevista completa:

https://www.instagram.com/tv/CGQgGhSpwqr/?utm_source=ig_web_copy_link

Entrevista realizada por Miguel Echeverría y transcrita por Sebastián Novajas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.